Las empresas tienen muy buenas razones para migrar hacia la nube: tener una mayor agilidad empresarial, seguir el ritmo de la innovación o ahorrar costes.

La adopción de la nube está creciendo y muchas organizaciones ya están operando en un entorno híbrido que consiste en una mezcla de servicios cloud y on-premise.

A pesar de los beneficios del cloud computing, las empresas deberán afrontan muchos retos.

Hoy os hablamos sobre las tendencias actuales en almacenamiento y computación: el Software Defined Storage (Almacenamiento definido por el software) o SDS y las soluciones hiperconvergentes. La necesidad de las empresas de disponer de infraestructuras de TI flexibles, escalables y preparadas para cualquier imprevisto es la causa de la aparición de nuevos dispositivos “todo-en-uno” para los centros de datos.

Este sitio web utiliza cookies para optimizar tu navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. MÁS INFORMACIÓN