25
Enero de 2017

Aunque parezca una historia de ficción, el malvado ransomware puede secuestrar tu negocio y pedirte un rescate por él. Estamos hablando de algo serio, de ciberataques a nivel mundial (hoy mismo se están perpetuando 10.251.687 de ataques en todo el globo). Estamos ante un fenómeno cada vez más extendido y con cibercriminales muy sofisticados, “de guante blanco”.

 

Tranquil@, plantarle cara al ransomware es fácil si sabes cómo.


Control antiransomware

 

 


¿Qué es el ransomware?

 

El ransomware es un ataque cibernético que deniega el acceso a los datos o sistemas hasta que la víctima pague un rescate. Puede infectar tu sistema a través de e-mails de phising, anuncios maliciosos, explotación de sistemas y aplicaciones que carezcan de parches de seguridad o a través de dispositivos externos.

El virus de la Policía, Locky, Cerber, CryptoLocker, CryptoWall, CoinVault, Wildfire, Shade, Teslacrypt, HummingBad y RSA4096 son ataques conocidos. Por desgracia, es un fenómeno en crecimiento por su sencillez y cada vez con más variantes.

 

¿Cómo funcionan los Ataques Avanzados Dirigidos?


Funcionamiento de los Ataques Avanzados Dirigidos

 

 

10 consejos para prevenir el secuestro de tu negocio

  1. Haz copias de seguridad de todos tus ficheros y archivos. Usa almacenamiento en la nube y haz backup en discos duros externos también.
  2. Usa un antivirus adecuado, implanta estrategias de seguridad y mantén actualizadas las herramientas. Existen marcas que ofrecen una protección específica contra este tipo de malware.
  3. Usa contraseñas robustas, pónselo difícil a los cibercriminales.
  4. Evita la descarga, extrema la precaución con todo lo que bajas de internet.
  5. Cuidado con los adjuntos y los links, no abras nada de origen desconocido o que no estés esperando.
  6. Desactiva la reproducción automática, así evitarás que los USB te infecten.
  7. Ten siempre activadas las actualizaciones automáticas de tu software, si existiera  cualquier vulnerabilidad conocida ya se habrá solucionado.
  8. Activa la visualización de las extensiones de los ficheros, asegúrate de que el archivo no es un ejecutable '.exe, .vbs y .src' ya que estos son muy peligrosos.
  9. Revisa a qué datos y archivos tienen acceso los empleados, y asegúrate de que solo puedan acceder a los que necesitan, así, en caso de infección el daño será menor.
  10. Forma a tus empleados para que sepan distinguir los ataques de phising y spam (los mayores focos de infección).

Sigue estos consejos, intenta a toda costa prevenir estos ciberataques.

 

Plántale cara al ransomware.


Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Este sitio web utiliza cookies para optimizar tu navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. MÁS INFORMACIÓN