6
Abril de 2017

 

Hoy os hablamos sobre las tendencias actuales en almacenamiento y computación: el Software Defined Storage (Almacenamiento definido por el software) o SDS y las Soluciones Hiperconvergentes. La necesidad de las empresas de disponer de infraestructuras de TI flexibles, escalables y preparadas para cualquier imprevisto es la causa de la aparición de nuevos dispositivos “todo-en-uno” para los centros de datos.

 

El SDS es un tipo de almacenamiento que reutiliza servidores mediante software y se almacena todo en cabinas virtuales, lo que permite poder administrar varios tipos y marcas de almacenamiento desde una sola interfaz de software, simplificando la gestión.

Las características del Software Defined Storage son:

  • El hardware se vuelve un commodity con la separación del almacenamiento en la capa de software
  • Separación de la capa de hardware que forma la infraestructura de almacenamiento
  • Almacenamiento automatizado de acuerdo con normas establecidas

El SDS permite tener más flexibilidad en su modelo de adquisición y reducir los costes de almacenamiento de forma significativa. Las empresas pueden realizar la implementación en el hardware que deseen en lugar de estar bloqueados en una plataforma de hardware limitada de propiedad, o se puede descargar el SDS como software.

 

Beneficios del almacenamiento definido por software (SDS):

  • Impulso del rendimiento del servidor: Capacidad y rendimiento extremos con protección de nivel empresarial.
  • Creación de mejores nubes: Mejores nubes y aplicaciones modernas a un costo un 65 % menor que el de la nube pública.
  • Análisis de más datos: Permite almacenar, proteger y analizar más datos que nunca.
  • Reducción de los costos de gastos operacionales y de capital: Mejora la eficiencia operacional y reduce costes de almacenamiento.

 

El SDS es una parte fundamental de las soluciones hiperconvergentes. Si el SDS es el contenido, las soluciones hiperconvergentes son el continente.

 

La Hiperconvergencia es una solución de infraestructura de computación virtual para ambientes de TI. Se entrega en un dispositivo prácticamente listo para funcionar “out-of-the-box”, garantizando la compatibilidad entre los elementos que lo integran, acompañado de herramientas de despliegue y administración fáciles de usar, sin necesidad de tener una formación específica, todo viene conectado y listo para trabajar. Y es cloud.

 


Hiperconvergencia

 

 

¿Cuáles son los beneficios de la hiperconvergencia en nuestros centros de datos respecto a la infraestructura tradicional?

  • El acceso a la información. La hiperconvergencia ofrece disponibilidad en cualquier momento y desde cualquier lugar a la información. Su estructura modular ofrece una continuidad de funcionamiento, ya que ni los mantenimientos ni la supervisión afectan al rendimiento.
  • Sencillez en la implantación y control de los sistemas. Los sistemas hiperconvergentes presentan menos complejidad, menos inventario y menos activos que manejar. Despídete de pasar horas analizando copias de seguridad fallidas o restaurando VM y datos.
  • Crecimiento. Los sistemas hiperconvergentes, por su concepción modular, permiten un crecimiento continuo, maximizando el ROI de las inversiones.
  • Adaptación a los sistemas actuales de la empresa. Los sistemas hiperconvergentes se adaptan perfectamente a la infraestructura disponible y a la metodología de virtualización empleada por la empresa

 

En resumen, la hiperconvergencia es una tecnología totalmente disponible y verificada a día de hoy. La simplicidad tanto en la concepción como en el manejo y sus consecuencias a nivel de gestión y de ahorro son claves.


Virtualización y almacenamiento en cloud

 

 

La tendencia está en la nube. Sobrepasar los estándares de la virtualización y transformar los centros de datos de hardware en entornos definidos por software nos da una visión del espíritu de la virtualización: “Una nube, cualquier aplicación, cualquier dispositivo”.

 

Como conclusión podemos decir que el barómetro del Departamento de Sistemas de BITEC indica que las empresas buscan y buscarán una infraestructura ágil, definida por software y en cloud. Pero sólo aquellos que estén bien preparados podrán subirse a este tren.

Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Este sitio web utiliza cookies para optimizar tu navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. MÁS INFORMACIÓN