In Software CRM, Software de gestión

Como ya se ha tratado numerosas veces en este blog, los ERP, o softwares de gestión empresarial, son elementos indispensables para cualquier empresa que aspire a un crecimiento y desarrollo continuo, proporcionando además una ventaja competitiva decisiva.

La capacidad de soluciones ERP como Business Central para automatizar, centralizar y administrar la mayor parte de los procesos comerciales que se realizan diariamente en una empresa, sumado a su flexibilidad y escalabilidad, que permiten la adaptación a cualquier tipo de negocio, lo convierte en uno de los mayores aliados para las empresas en el mercado actual.

Sin embargo, no todas las actividades empresariales quedan cubiertas por este tipo de softwares de gestión, o al menos, no de la manera más eficiente. Tanto la optimización de las relaciones con los clientes, y, en consecuencia, la optimización del ciclo de ventas, son facetas que pertenecen al ámbito de un CRM, y que los ERP no pueden llegar a cubrir de manera satisfactoria.

Ya que estas herramientas son complementarias, y no excluyentes, de lo que se trata no es de elegir una u otra; ni siquiera de emplearlas como softwares aislados, sino como aplicaciones integradas que lleven a tu empresa al máximo de su capacidad.

Integración de Business Central con Dynamics 365 CRM

La mayor ventaja que se produce de la integración de Dynamics 365 Sales con Dynamics 365 Business Central es el acceso a toda la información de cuanto sucede en la empresa por parte de los distintos departamentos.

Así, la unión de un CRM, cuya principal funcionalidad es recopilar toda la información relativa a la interacción de la empresa con sus clientes; y de un ERP, que destaca por la gestión de los procesos financieros y productivos, trae consigo varias ventajas:

crm y erp

  • Información centralizada para toda la empresa: Al disponer de una misma base de datos compartida entre todos los departamentos, éstos tendrán un conocimiento completo del negocio, tanto de la interacción con el cliente como de los detalles productivos, lo que facilita y mejora el trabajo todos. Además, que el acceso a la información sea común a nivel interdepartamental, evita la duplicidad de datos por error, lo que también confiere mayor fiabilidad de la información de la que dispone la empresa.
  • Optimización de todas las áreas de la empresa: Al disponer el equipo comercial y de marketing de la información relativa al resto de áreas de la empresa, les será mucho más sencillo dar presupuestos u organizar promociones alineadas con la situación real del negocio, así como tomar decisiones eficientes que permitan aumentar el número de ventas y cerrarlas de manera más rápida y fructífera. Por otro lado, que el resto de equipos conozca detalladamente la interacción anterior entre la empresa y el cliente, les da la capacidad de ofrecer mejores servicios en áreas como soporte, atención al cliente, etc.
  • Decisiones comerciales basadas en los datos reales de la empresa: Gracias al análisis de la información obtenida por el CRM a través de los KPIs, se logrará predecir con mayor precisión las estimaciones de venta, identificar más fácilmente las tendencias del mercado, o conocer con exactitud las necesidades de tus clientes.

Como hemos visto, la integración del CRM con el ERP genera una mayor fluidez de información entre los diferentes departamentos que componen tu empresa, lo que se traducirá en un trabajo más eficiente y productivo en cada área de la empresa, así como un aumento significativo en el número de ventas que se cierran

Contacta con nosotros si estás interesado en sumar los beneficios de un CRM a la potencia innata de un software de gestión empresarial.